...Bienvenidos al Museo BELLAPART
 
 
 
 
 
   
       
 









Facebook Twitter

Actividades Actuales

 


COLECCIÓN PERMANENTE

Con más de 2,500 obras en sus fondos el Museo Bellapart posee una de las colecciones más valiosas de Arte Dominicano, desde los inicios de la pintura académica a finales del siglo XIX hasta los años 80 del siglo XX.
La Colección Permanente sigue un recorrido cronológico iniciándose con los precursores de la pintura dominicana a finales del siglo XIX.

Recorrido Cronológico
Los Precursores. Propuestas Académicas 1844 – 1920
Primeros Modernos. Nuevos Lenguajes 1920-1940
Nuevos Lenguajes de la Vanguardia Internacional
Nuevas Generaciones de Artistas y a la Renovación Estética
Renovación Estética. Nueva Ruptura

Los Precursores. Propuestas Académicas 1844 – 1920
Históricamente, la pintura surge ligada al complejo período de Independencia Nacional (1844) y como un elemento clave del movimiento cultural que se desarrolló en torno a la gestación de lo nacional. Bajo estas premisas, la producción pictórica y escultórica siguió los lineamientos del academicismo europeo fluctuando entre el estilo romántico y neoclásico.

Alejandro Bonilla 1820-1901
  Luis Desangles, Sisito 1861-1940
Leopoldo Navarro 1862-1908
  Abelardo Piñeyro 1862-1958
Abelardo R. Urdaneta 1870-1933
  Juan Bautista Gómez 1874-1945
Adolfo García Obregón 1880-1931
  Enrique García Godoy 1886-1947
Bienvenido Gimbernard 1890-1971
  Fernando Báez, Tuto 1895-1960

Primeros Modernos. Nuevos Lenguajes 1920-1940 La pintura impresionista y primeros lenguajes modernos se presentan en el segundo eje. En la historiográfica del arte dominicano se hace énfasis en la ruptura con el estilo académico anterior, que en mayor o menor medida, realizan los artistas Celeste Woss y Gil, Yoryi Morel, Darío Suro y Jaime Colson. Atendiendo a sus particularidades, inquietudes y búsquedas estilísticas llegaron a desarrollar individualmente, una producción pictórica reveladora de un lenguaje e identidad propia, resultado de un distanciamiento de los presupuestos académicos y de un diálogo profundo con las propuestas artísticas modernas europeas.

Celeste Woss y Gil 1890-1985
  Jaime Colson 1901-1975
Jorge O. Morel, Yoryi 1906-1979
  Darío Suro 1917-1997

El eje siguiente corresponde a uno de los capítulos más significativos de la colección, clave para el traspaso de Nuevos Lenguajes de la Vanguardia Internacional al arte dominicano mediante la Diáspora Europea residente en República Dominicana 1939-1950 En los años 40 llega al país un importante grupo de europeos librándose de las guerras y el nazismo. En el marco de la política cultural dirigida por el gran gestor cultural, Rafael Díaz Niese, primer Director General de Bellas Artes, se funda la Escuela Nacional de Bellas Artes, primer centro de enseñanza de artes plásticas con carácter oficial. Los artistas recién llegados actuaron en doble vía, como docentes en la Escuela de Bellas Artes y como creadores con una actividad expositiva constante. El país asistió a un renacimiento cultural y a una “puesta al día” de lo que en materia de arte acontecía internacionalmente, introduciendo a las primeras generaciones de este centro formativo, en las corrientes vanguardistas en boga en Europa.

George Hausdorf 1894-1959
  Josep Gausachs 1889-1959
Joseph Fulop 1898
  Manolo Pascual 1902-1983
Ernest Lothar 1906-1961
  Mounia L. Andre 1911
Eugenio F. Granell 1912-2001
  José Vela Zanetti 1813-1999
Angel Botello Barros 1913-1986
  Antonio Prats Ventós 1925-2000
Francisco Vázquez Díaz 1898-1987
   

El eje cuarto está dedicado a las Nuevas Generaciones de Artistas y a la Renovación Estética que acontece en las décadas de 1950-1970. La generación de artistas discípulos de los maestros europeos empieza a descollar en los años 50 y 60, expresando un discurso social a consecuencia de la cruda realidad política y social del país. Los artistas se unen para trabajar en común y sus búsquedas estéticas se orientan hacia un lenguaje figurativo expresionista donde los elementos formales estuvieron en función de testimoniar las injusticias padecidas por los dominicanos y lo convulso de esa realidad social. Paralelamente, artistas como Paul Giudicelli y Fernando Peña Defilló apuestan por una renovación del lenguaje pictórico expresando con mayor énfasis una necesidad no figurativa, produciendo obras abstractas, de carácter geométrico orientadas hacia el abandono de toda connotación representativa.

Paul Giudicelli 1921-1965
  Clara Ledesma 1924-1999
Gilberto H. Ortega 1924-1979
  Gaspar Mario Cruz 1925–2006
Luis M. Richiez, Luichy 1928–2000
  Eligio Pichardo 1929-1984
Domingo Liz 1931
  Silvano Lora 1934-2003
Cándido Bidó 1936
  José Ramírez Conde 1940-1987

El último eje muestra obras del período comprendido entre 1970-1980. Renovación Estética. Nueva Ruptura. Un grupo de artistas se aglutina dando lugar a la experimentación colectiva con nuevas formas y conceptos utilizando materiales y temáticas distintas. Unos tienden a una nueva figuración y otros se afilian al Informalismo. Este último espacio ofrece una visión de importantes directrices que sigue la producción plástica de estos artistas a finales de los 70 y en la siguiente década.

Ada Balcácer 1930
  Fernando Peña Defilló 1928
Ramón Oviedo 1927
 
 
       

2008. Todos los Derechos Reservados
Powered by: Rubycom